Saber comprar en un desguace

Los desguaces a día de hoy son el mayor supermercado de piezas usadas de este país, comprar en ellos es fácil pero la verdad es que creo que no todo el mundo sabe ni le saca todo el partido que de verdad tienen. La gente se ha dado cuenta que es fácil poder arreglar su coche con la compra de una pieza desguace que es fácil, barato y la mejor solución que le pueden dar a un coche que ya tiene sus años, invertir en coches viejos muchas veces no merece la pena y es algo que debemos tener en cuanta, hay coches que llegados a una edad no paran de dar problemas y nos damos cuenta enseguida que los recambios usados son la mejor opción que hay. Encontrar un desguace en estos tiempos resulta ser pan comido, estamos ante un sector que sigue creciendo y cada día podemos ser testigos de su evolución, que desde luego no deja indiferente a nadie, sus progresos ayudan a que muchas personas puedan dar otra oportunidad al coche que durante tantos años ha sido su fiel compañero de viaje.

Lo que ocurre es que a pesar de tener tantos sitios en los que elegir debemos ante todo saber que hay que ir con pies de plomo, ya que, aunque haya tantos desguaces hay que saber que no todos son iguales ni nos ofrecen las mismas oportunidades. El desguace clandestino terminó hace tiempo, y aunque es verdad que todavía queda por ahí alguno puede que nos llegue a echar el guante y nos engañen como a niños pequeños, el dinero es muy goloso y seamos realistas a nadie le amarga un dulce, si nos ofrecen la posibilidad de comprar una pieza mucho más barata no lo pensamos y nos tiramos en caída libre sabiendo que el bolsillo no nos va a doler en absoluto.

Hoy en día a un coche se le puede sacar mucho más jugo del que pensamos, hoy en día a un coche lo podemos comparar con un cochino que se aprovecha de él todo, como se suele decir hasta los andares. Pero ante todo debemos saber comprar, saber que recambios son los que merecen la pena y los que debemos desechar de inmediato, desde luego es un tema importante que no debemos pasar por alto, y en otro post os enseñaré que recambios merece la pena comprar y en cuales deberemos gastar un poco más.